Conozcan a las y los jóvenes que ganaron la Marihuana Medicinal en Nueva York

NY Medical Marijuana New York

Por: Anna Saini

Es miércoles 19 de junio de 2014, la penúltima sesión programada del Congreso local del estado de Nueva York. Me encuentro dentro de las puertas de cristal de la oficina del Gobernador del estado, Andrew Cuomo, tan sólo unos metros más allá de la conferencia de prensa privada que está llevando a cabo. Del otro lado de la puerta de cristal, se encuentran más de 100 de mis colegas activistas por la marihuana medicinal.

Como equipo, tomamos la decisión de llevar a cabo una estrategia de “perros de caza” frente a la conferencia del Gobernador Cuomo, una táctica activista donde te apareces en un evento al que tu objetivo atiende para buscar la oportunidad de confrontarlo sobre el asunto. Pero los agentes de seguridad fueron demasiado rápido en impedirnos el acceso al Salón Rojo donde se estaba llevando a cabo la conferencia de prensa. Me quedé parada en el pasillo fuera de la conferencia con tan sólo media docena de otros activistas, rodeados prácticamente por los agentes de seguridad estatal.

Estamos “cuidando el espacio” hasta que termine la conferencia de prensa para que cuando salga la prensa, los congresistas y el equipo del gobernador podamos intentar abordarlos y hablar sobre la marihuana medicinal, le explico a Mackenzie Annable, de 19 años, y a Delaney Emerson, de 14. Ambas son hermanas mayores de niños que viven con trastornos de convulsiones severas.

Les explico esto a ambas con la actitud fría y serena de una organizadora comunitaria que conoce las cuerdas del poder y tiene el control de la situación. Pero los agentes de seguridad me ponen nerviosa. Aún sufro del trauma ocasionado por previos abusos policiales durante protestas sociales.

Cuando los agentes de seguridad hacen un esfuerzo por quitarnos del pasillo para que nos salgamos con el resto del equipo, Me quedo paralizada del miedo de un posible altercado. Mackenzie y Delaney están desconcertadas, incluso un poco emocionadas. Delany sostiene con fuerza su cartel de ‘Cuidado Compasivo Nueva York’ y planta sus pies sobre el suelo. “No me puedo mover,” dice en un tono robótico. Luego intenta jalar con sus manos sus pies, pero fracasa. “Mis pies están pegados al suelo”, dice.

Mackenzie suelta una fuerte carcajada. Yo me río titubeante. Pronto, los agentes de seguridad están riendo también. Las posibilidades de violencia se disipan en un instante. Un agente de seguridad y yo encogemos los hombros e intercambiamos una mirada que dice “Me rindo”. Mackenzie le pregunta a cada uno de los agentes de seguridad si se pondrían una estampa de la campaña ‘Cuidado Compasivo Nueva York’. Uno de ellos le responde por el resto, “Pregúntame de nuevo cuando no esté trabajando”.

De pronto, recibimos noticias desde el interior de la conferencia de prensa a la que Missy Miller logró colarse con su hijo, Oliver, y junto con otra activista Reverend Emma Loftin-Woods. Uno de los reporteros me dice que el Gobernador estaba “visiblemente afectado” por ver a Missy y Oliver en la conferencia de prensa. Lograron negociar una reunión con los líderes de nuestra campaña a cambio de que Missy, Oliver y la Rev. Emma salieran de la conferencia. Esta reunión demostró ser fundamental para el éxito de nuestra campaña.

Oliver, al igual que otros niños que viven con discapacidad, hicieron una presencia formidable en nuestra campaña. Ellos inyectan una dosis de cruda realidad a un sistema político que la mayoría de las veces toma decisiones de vida o muerte con una ausencia total de rendición de cuentas hacia aquellas personas cuyas vidas se ven afectadas por sus decisiones.

Al ver a Oliver, tan atractivo e inteligente en su silla de ruedas, debilitado por una lesión cerebral que le ocasiona cientos de convulsiones diarias, no se puede negar que se merece tener acceso a la marihuana medicinal. Es imposible negar que merece cualquier tratamiento médico que tenga cualquier probabilidad de ayudarle. Es un problema político que el Gobernador y el Congreso local están obligados a resolver a pesar de sus mayores esfuerzos por evitarlo.

El Gobernador emite un mensaje sobre la necesidad de que su propuesta para implementar un programa de marihuana medicinal sea votado omitiendo el proceso legislativo normal, a lo que los legisladores acuerdan extender la sesión para poder votar y aprobar la propuesta antes de que el periodo de sesiones concluya. Tras la histórica votación donde el Senado liderado por el partido Republicano votó a favor de la marihuana medicinal, 49 a favor y 10 en contra, escuché a Kathy, la madre de Mackenzie, decirle a una periodista entre lágrimas y abrazos, “mi hija Kaley nunca a caminado en su vida, pero hoy caminó por miles de neoyorkinos que necesitan la marihuana medicinal”.

Semanas más tarde, otra niña de 9 años que sufre de ataques convulsivos, Amanda Houser, sostiene la mano del Gobernador Cuomo mientras que imprime los trazos finales de su firma para convertir a Nueva York en el estado número 23 en aprobar la marihuana medicinal. Sabemos que el programa del Gobernador Cuomo no es suficiente. Existen limitantes importantes al programa dictados por la política, y no por la ciencia. Asimismo, el periodo tan largo de 18 meses para la entrada en vigor de la ley resultará en la pérdida de vida de niños y adultos que requieren de la marihuana medicinal como un tratamiento por condiciones que amenazan sus vidas.

A pesar de estos importantes inconvenientes, al mirar a Amanda, los políticos y la prensa se notan enamorados por su encanto y siento pena por todos aquellos que han intentado e intentarán ponerse en nuestro camino. Aprovechar la increíble voluntad y poder de las y los jóvenes activistas de nuestra campaña hace nuestro éxito inevitable, pienso. Mientras tanto, Amanda anuncia ante una audiencia vitoreante, “Quiero ser una niña normal y quiero que mis ataques convulsivos paren. P.D. Quiero ponerle fin a esta dieta!”.

* Organizadora comunitaria en Voices of Community Activists and Leaders – New York (VOCAL-NY)

Versión PDF

Versión en Inglés

Anuncios


Categorías:Alternativas de Regulación

Etiquetas:, , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: